martes, 18 de agosto de 2015

LA CARIES DENTAL, UNO DE LOS TRASTORNOS MÁS COMUNES.


La caries dental es un trastorno común, que le sigue en frecuencia al resfriado común. Suele aparecer en los niños y en los adultos jóvenes, pero puede afectar a cualquier persona. Es una de las causas más usuales de pérdida de los dientes en las personas más jóvenes.

Las bacterias de la boca convierten los alimentos, especialmente los azúcares y almidones, en ácidos. Las bacterias, el ácido, los trozos de comida y la saliva se combinan en la boca para formar una sustancia pegajosa llamada placa, que se adhiere a los dientes. Es más habitual en los molares posteriores, justo encima de la línea de la encía en todos los dientes y en los bordes de las obturaciones.
La placa que no se elimina de los dientes se convierte en una sustancia llamada sarro o cálculo, irritando las encías, produciendo gingivitis y periodontitis. La placa comienza a acumularse en los dientes al cabo de 20 minutos después de comer. Si ésta no se quita, comenzará a presentar caries.
Las caries generalmente no duelen, a menos que se tornen muy grandes y afecten los nervios o causen una fractura del diente. Sin tratamiento, pueden llevar a un absceso dental. La caries dental que no se trata, también destruye el interior del diente (pulpa), lo cual requiere un tratamiento más extenso o, en el peor de los casos, la extracción de éste.
¿Cómo prevenir la caries dental?
La higiene oral es necesaria para prevenir las caries y consiste en la limpieza regular profesional (cada 6 meses), debes cepillarte, por lo menos, dos veces al día y usar la seda dental al menos una vez al día. Se pueden tomar radiografías cada año para detectar posible desarrollo de caries en áreas de alto riesgo en la boca.
Los alimentos masticables y pegajosos, como frutas deshidratadas y caramelos, conviene comerlos como parte de una comida en lugar de refrigerio. De ser posible, debes cepillarte los dientes o enjuagarte la boca con agua después de ingerir estos alimentos. Debes reducir los refrigerios, que generan un suministro continuo de ácidos en la boca. Evita el consumo de bebidas azucaradas o chupar caramelos y mentas de forma frecuente.
Los selladores dentales pueden prevenir algunas caries. Son películas de material similar al plástico que se aplican sobre las superficies de masticación de los dientes molares, que previenen la acumulación de placa en los surcos profundos de estas superficies. Los sellantes suelen aplicarse a los dientes de los niños, poco después de la erupción de los molares. Las personas mayores también pueden beneficiarse del uso de los sellantes dentales.
Con frecuencia, recomendamos el fluoruro para la protección contra las caries dentales. Las personas que consumen fluoruro en el agua que beben o que toman suplementos de fluoruro tienen menos caries dentales.
También recomendamos el fluoruro tópico para proteger la superficie de los dientes, lo que puede incluir una pasta dental o un enjuague bucal.
________________
C/ Velázquez, 38, Umbrete, Sevilla
Tfno. 955 717 226
FICHA portalumbrete.com:
____________________________________________
Promocionado por Globalum: http://globalum.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada